REFLEXOTERAPIA PODAL

Los pies, esos grandes olvidados, esos que cargan con el peso de nuestro cuerpo, sobre los que nos apoyamos a lo largo de todo el día. A cada persona se le han dado unos pies para que pueda recorrer su camino de vida de forma individual, y la manera cómo cada persona anda o se mantiene de pie, muestra su relación personal con el entorno.

He podido experimentar en mi propio cuerpo el efecto de la terapia de las zonas reflejas de los pies, parece increíble, pero "presionando" determinados puntos de los pies, se pueden lograr mejoras del estado del ser humano en otros puntos alejados.

La reflexoterapia podal es una terapia natural complementaria a los tratamientos convencionales que puede ayudar al tratamiento de ciertas enfermedades por medio de masajes en determinados puntos de los pies con el fin de estimular las propias capacidades curativas del organismo. Desarrollada para ayudar al cuerpo a recuperar su equilibrio, ayuda a eliminar toxinas, liberar tensiones y dolores para un óptimo funcionamiento del organismo.

BENEFICIOS DE LA REFLEXOTERAPIA PODAL

Aplicando la reflexoterapia en tus pies, experimentas cambios en profundidad, tanto a nivel físico como emocional. Una terapia natural complementaria a enfermedades crónicas que mejoran tu calidad de vida. Con este tratamiento no sólo eliminas el síntoma sino la causa misma que lo originó.

La Reflexoterapia tiene una capacidad de relajación muy superior a cualquier otra técnica táctil, por este motivo, es fácil que el paciente se haga consciente de procesos que con otra terapia no sería posible.

- GESTIONA EL ESTRÉS, el nerviosismo, la ansiedad, los miedos y tensiones.
- Facilita la profunda RELAJACIÓN y el buen descanso.
- Estimula la CIRCULACIÓN sanguínea y linfática, ayudando a la eliminación de toxinas.
- Potencia el SISTEMA INMUNOLÓGICO.
- EQUILIBRA tanto lo físico como lo emocional, lo orgánico, lo visceral, ciclos del sueño, coordinación motora, temas hormonales.
- Mejora los síntomas y molestias de la enfermedad.
- Tiene efectos de TERAPIA PREVENTIVA, acompañado de una adecuada alimentación y unos hábitos de vida saludables.
- ALIVIA LOS DOLORES en los procesos de enfermedades crónicas.
- Aporta calidad de vida en los procesos oncológicos.
- Depura y desintoxica el organismo después de un tratamiento farmacológico.
- MEJORA PROBLEMAS DIGESTIVOS como gases, estreñimiento, diarrea, diverticulitis, intestino irritable, crohn. Siempre acompañado con una adecuada alimentación, según las necesidades de la persona.
- EN LOS NIÑOS ayuda en el aprendizaje, ayuda a controlar la hiperactividad complementado con una controlada alimentación libre de estimulantes como el azúcar.
- En PERSONAS MAYORES les ayuda a mejorar problemas degenerativos, como las funciones motoras.
- Apta para cualquier edad y estado fisiológico.
- Además favorece el BUEN HUMOR, eleva el nivel de vitalidad y mejora el humor.

Ir arriba